Blogia
Complices

Defensa de la alegría

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del caos y de las pesadillas
de la ajada miseria y de los miserables
de las ausencias breves y las definitivas
defender la alegría como un atributo
defenderla del pasmo y de las anestesias
de los pocos neutrales y los muchos neutrones
de los graves diagnósticos y de las escopetas
defender la alegría como un estandarte
defenderla del rayo y la melancolía
de los males endémicos y de los académicos
del rufián caballero y del oportunista
defender la alegría como una certidumbre
defenderla a pesar de dios y de la muerte
de los parcos suicidas y de los homicidas
y del dolor de estar absurdamente alegres
defender la alegría como algo inevitable
defenderla del mar y de las lágrimas tibias
de las buenas costumbres y de los apellidos
del azar y también también de la alegría
 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

margee -

Hay Carlos....rio contigo....claro hombreeee..la alegria no se pierde..es que si no sonries se agrea la cara...mi primer sonrisa...me la regalo al espejo....aunque te dire que hay dias que me asusto ...de lo que el refleja...son gajes del oficio...pero que viva la alegria...y que se alegren los amargados que es una orden!!!!ajajaajaj

Carlos Martinez -

Me apunto a esa iniciativa. Abajo los amargados, mejor dicho, vamos a empezar por ellos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres